REACCIONES DE LA FLACA (PASO 5)

Objetivo2La mujer está ahí, esa cosita linda que conocí la noche anterior. Aún la recuerdo, desbordaba energía, coqueteaba travesura y era pura tentación. Ahí está ella, y aquí estoy yo, JOTA DE DIAMANTES, por si aún no te has dado cuenta, ese SOY YO. Ella espera ser conquistada, es un monumento esperando ser descubierta, esperando a aquella persona que tenga la estrategia indicada para hacerlo.

Como mencionaba en mi POST anterior, son CINCO PASOS que uno debe tener en cuenta para poder tener un primer contacto exitoso con una chica que recién conoces (en una fiesta). Empezaré por el último de los pasos (Respuesta Esperada) ya que te demostraré que es sumamente importante conocer e identificar las distintas reacciones que las chicas pueden tener. Mientras más conoces sobre algo, empieza a ser menos amenazante o peligroso, y los temores bajan.

Paso #1: Definir tu objetivo

Paso #2: Seguridad personal

Paso #3: Intervención efectiva

Paso #4: Ideas y emociones

PASO #5: RESPUESTA ESPERADA

Estando cara a cara con tu miedo absoluto, una chica totalmente desconocida, éstas son las posibles reacciones que podrás encontrar (INFORMACIÓN OBTENIDA EMPÍRICAMENTE – A puro Ensayo y Error, para fines de investigación)…

“AHORITA NO”

Ésta es la respuesta con mayor incidencia en los ejercicios de prueba realizados (de manera consciente o no). Ésta es la reacción más automática que podrás encontrar en una mujer, en menos de un segundo ellas pueden desenfundar el revólver y lanzarte ese balazo. Es como si la tuvieran escrita en un papelito o tatuada en la FUCKING mano. Si tienes la “suerte” de recibir esta respuesta, NI TE SIENTAS MAL, date con la roca que no recibiste algo peor. Sólo ten en cuenta que eres uno más del montón, eres parte de una estadística no más. Estas dos palabras usualmente vienen acompañadas de otras como, “ahorita no, estoy tomando mi trago” o “ahorita no, estoy bailando con mi amiga”. En casos más extremos también puede venir como un “ahorita no, estoy intentando que el cuerazo de allá me saque a bailar así que desaparece rápido” o “ahorita no, estoy haciendo la cola del baño… imbécil”. Después de muchos años de evolución, el AHORITA NO pudo llegar a su mejor expresión mediante la frase “ahorita no y más tarde tampoco” (¡AUCH!).

“ESTOY LESIONADA”

A ver, antes de terminar de leer este párrafo debe quedarte claro que realmente NO está lesionada, por lo que no te recomiendo que te ofrezcas a quedarte con ella cuidándola. Sin embargo, hay que mencionar que para que se utilice esta excusa es porque hay un grado de confianza entre presa y cazador. El “estoy lesionada” es como un “ahorita no”, pero con una excusa más elaborada para no hacerte sentir tan mal frente al rechazo. En otras palabras, se puede entender como un, “no es por ti, es por mí – estoy lesionada”. Si alguna vez, una chica que recién conoces utiliza esta excusa, date con la roca que fue considerada con tus sentimientos. Sin embargo, tampoco seas tan empático con esta situación; ya que también me ha pasado que chicas con tobillos quebrados o rodillas inmovilizadas terminan bailando encima de la mesa con un compadre más pepón que uno. ¿Sexo débil? Mis pelotas. Recuerda, nadie usa yeso porque el departamento se inundó por lluvia en Lima. Si te creíste la excusa, ya sabemos por qué no querían bailar contigo.

PODERES DE INVISIBILIDAD

Te acercas todo “guapetón” (como diría mi abuelita), ganador y conquistador… y no te escuchan. En ese momento, surgen excusas irracionales para proteger tu autoestima, “soy invisible”. NO-LO-CREO. Tal vez te estés convirtiendo en IMBECIBLE. De todas las reacciones que las flacas pueden tener en situaciones así, ésta es la que más me jode. Es como si de niñitas alguien les hubiera metido la idea de que si dejas de ver algo, eso desaparece. Me acuerdo cuando yo era mocoso y estábamos todos sentados en la mesa, dejaba de ver la ensalada y la maldita BITCH no desaparecía. Es más, la HDP terminaba persiguiéndome hasta mi cuarto (¡malditos vegetales!). Si logras darte cuenta que la chica está utilizando esta estrategia para que desaparezcas, no vayas a ser tan audaz de querer llamar la atención. Recuerda, no es que la chica sea ciega y que no te ha visto, sino que se está haciendo la que no te ve… por lo que mover tus brazos no va a mejorar tu situación. ¡NO LA TOQUES! ¡NO ERES INVISIBLE! No intentes entrar al baño de mujeres… o al menos, conversa con J-SPADES primero.

LA EDUCADA

Niña de su casa, ojos preciosos y vestida todo formal. Parece un angelito perdido en el Sodoma y Gomorra de la discoteca. Le dices para bailar y te sonríe. Te mira directamente a los ojos, quizás te coge la mano con sus manos, y te dice, “No gracias, en verdad gracias por preguntarme pero ahorita he venido con mis amigas. Me gustaría bailar contigo pero no las he visto hace tiempo. Quizás en otro momento ni la dudaría”. ¿Qué lindo sería no? ¿No? Si realmente crees que una flaca te va a responder de esa manera, te pediría que no te canses más, deja de leer esto y ponte a ver pelas de DISNEY. Me parece que has estado leyendo mucho a JOTA DE CORAZONES. Si algún día conoces una chica así, pásame la voz para atrasarte en una.

NO GRACIAS – PUNTO

¿Quieres bailar? “NO GRACIAS”. ¿Cómo te llamas? “NO GRACIAS”. ¿Quieres tomar algo? “NO GRACIAS”. ¿Puedes decir otra cosa? “NO GRACIAS”. ¿Vamos afuera? “NO GRACIAS”. ¿Puedes moverte? “NO GRACIAS”. ¡Qué te muevas carajo que hay terremoto!, “NO GRACIAS”. Creo que no hay más que decir sobre esta reacción… “NO GRACIAS”.

VEN QUE TE PEGO

¡WARNING – CUIDADO – ACHTUNG! Tienes que leer este párrafo de todas maneras. Si alguna vez te cruzas con este tipo de mujeres, debes tener en cuenta estas indicaciones. Imagínate que te acercas a ella y le preguntas si quiere bailar contigo, pero de la nada te empuja. ¿WTF? ¿Me convertí en PUNCHING BAG? Le dices que está linda y ¡ZAS!, te cae una cachetada. Le preguntas cómo se llama y te llueven insultos. En este tipo de situaciones, TE LO DIGO POR EXPERIENCIA, ¡corre!, ¡corre Forrest! ¡corre lo más que puedas! Estos “problemas”, NO tienen ecuaciones correctas. Si quieres una vida intensa, de experiencias emocionalmente inestables, te digo “!Adelante, campeón!” Si te gusta el golpe, sigue no más, persígnate y listo. A menos que… te creo si tienes una amiga más fuertecita y explosiva dando vueltas por ahí. En ese caso, ¡a llenar la piscina!

TENGO NOVIO

Con un simple, “tengo novio” cortaron toda tu motivación e ilusiones que pudieron pasar por tu cabeza. Igual, en algún momento te preguntas, “¿de qué novio habla si ha estado sola toda la noche? De repente, el verla bailar con un tipo responde a tu pregunta… “ese debe ser el novio”, te respondes. Lamentablemente, tu tranquilidad se empieza a perder cuando te preguntas si, “¿ese también es su novio?”, y luego de unas canciones, “¿ese otro también?”. Muy dentro de ti, una duda empieza a rondar por tu cabeza… SÍ, te la hicieron linda.

EL INESPERADO

En la vida de los rechazos y los famosos “chotes”, digamos que estos serían los más aplaudidos. Si el jileo fuera un deporte, esta reacción se llevaría la medalla de oro en sus olimpiadas. Realmente son admirables. La característica más representativa de este tipo de respuestas es la expresión pura de la creatividad. No hay palabras que las puedan describir justamente, por lo que he escogido una experiencia mía como ejemplo. Me acerqué a la chica y le pregunté si quería bailar, y me sorprendió con un “sí” demasiado rápido y espontáneo, y terminó diciendo “te he esperado toda la noche”, mientras me cogía la mano y me sonreía. Justo cuando íbamos a movernos a la pista de baile, sin dejar de sonreír (la muy pendeja), me preguntó, “¿te llamas Joaquín?”; a lo que obviamente tuve que responder que no. Ella, SIN DEJAR DE SONREÍR, me sacó la mano y concluyó, “Ay que penita, yo estaba esperando un Joaquín”. NOTABLE la señorita. Si alguna vez te pasa una experiencia así, alégrate y anótalo en algún papelito, para que se la cuentes a tus mejores amigos y para que te puedan joder por los próximos meses. Recuerda, ESA FLACA ESTÁ FUERA DE TU LIGA.

TENIENDO ÉXITO

De ésta respuesta no hay mucho que hablar, es la reacción que todos queremos lograr; que te acepte ir a bailar, que acepte conversar contigo, que te sonría, que responda a tus preguntas, que te presente a sus amigas y más. Tú éxito es el éxito de todos; tu triunfo (por más que nos joda o nos dé envidia), lo festejaremos contigo.

Éstas son las respuestas más comunes que puedes encontrar en cualquier intento de jileo en una fiesta. Es importante entender que NADIE MUERE CON UN “NO”. Al contrario, si ya leíste estas reacciones típicas, te recomiendo que empieces a identificar cuándo te topes con alguno y que entiendas que no necesariamente tiene que ver contigo. En los siguientes “POSTs” encontraremos técnicas para manejar estas situaciones.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *