JFD3 – IDEAS DE LA FLACA

tragoYa vimos cuáles pueden ser las posibles reacciones de una flaca cuando te le acercas por primera vez en una reunión social (fiesta). Lo importante del POST anterior (JFD2 – REACCIONES) era poder determinar cuál es nuestro principal objetivo cuando hacemos este tipo de acercamientos. Teniendo claro eso, nuestro siguiente paso es poder definir qué ideas pasan por la cabeza de una chica cuando les hablas o las invitas a bailar inesperadamente; ya que estas ideas van a influir en cómo SE SIENTAN y por lo tanto en cómo REACCIONEN.

El siguiente punto a identificar, son las ideas y emociones que una mujer puede tener cuando haces este primer acercamiento. Recordar nuevamente que esta información es obtenida en base a experiencias reales y ficticias, mediante procesos estadísticos MUY elaborados.

Paso #1: Definir tu objetivo

Paso #2: Seguridad personal

Paso #3: Intervención efectiva

Paso #4: IDEAS Y EMOCIONES

PASO #5: Respuesta Esperada

 Jileo 4 dummies2

“QUE PAVO”

Has un esfuerzo cuando te acerques a hablarle a una chica. Si ya la situación es demasiado angustiante para ti, practícala bien primero. Intenta ser original, aparenta seguridad, levanta el pecho y no mires al suelo. Si tú no le das importancia a este momento, ella tampoco lo va a hacer por ti. Si te acercas mirando tus zapatos, te aseguro que te vas a quedar con ellos… nada más. Si bajas la voz mientras jileas, sólo te va a escuchar tu consciencia. Cuando la flaca empieza a mirar a otros lados, es probable que ya esté teniendo el pensamiento “QUÉ PAVO”. Convertirte en ese pobre animal navideño, hará que tu acercamiento sea un total fracaso. Una mujer tiene la capacidad de oler el miedo y puede desmotivarse rápidamente cuando lo identifica.

Si esta idea pasa por la cabeza de una flaca, probablemente sentirá aburrimiento y desmotivación; por lo que el AHORITA NO saldrá de manera automática. Si no quieren perder mucho tiempo, NO GRACIAS es otra opción válida.

“PUTA QUE FEO ERES”

Seamos democráticos, TODOS somos feos para alguien y TODOS somos churros para otras. Siempre habrá una flaquita que te desvista con la mirada y habrá otra que simplemente le recuerdes a su mascota. Si esta idea pasa por la cabeza de una mujer, perdiste TODA opción de éxito. Es importante que aceptes que para esa princesa, te convertiste en el CUCO de la historia (acéptalo, el cuento de SHREK no puede ser real). Si por ahí cuentas con ciertas habilidades para generar interés, gracia o misterio, quizás podrías combatir pensamientos como “NO ES TAN AGRACIADO PERO…”, “NO ES MI TIPO PERO…”, “NO ES SIMPÁTICO PERO…”. Aunque, honestamente, un “PUTA QUE FEO ERES”, es un balazo certero. En ese caso, protege tu autoestima, piensa que eres mala suerte, que te acercaste a la mujer equivocada, justo a la que le pareces marciano. Ya si te sigues encontrando con varias chicas así, te recomiendo que empieces a regalar harto trago a todo el mundo… recuerda que “en el mundo del alcohol, no existen feos”.

Esta idea genera varias emociones a la vez, pena, angustia, incomodidad y hasta un poco de gracia. Evidentemente la reacción de la INVISIBILIDAD es la primera que se activa rápidamente.

“DÉJAME IR”

Cuando recién conoces a una chica, el pensamiento “MACHO QUE SE RESPETA ACORRALA A SU PRESA” no tiene ninguna función útil. Causa, reflexiona, no eres CHUCK NORRIS. Si una mujer se siente acorralada, sin salida empieza a activar un protocolo de emergencia con el que vienen incluidas desde que nacen. Recuerda, este protocolo puede poner en amenaza tu integridad física. “DÉJAME IR”, trae consigo otro pensamiento como “NO PUEDO ESCAPAR”, y luego “ESTOY EN PELIGRO”, y por último, “SOY CAPAZ DE METERTE UN RODILLAZO EN DONDE NO TE GUSTA”. Cualquier ratoncito pequeñito y demasiado“cute”, si lo arrinconas en la cocina, es capaz de saltarte a la cara y convertirse en CHUCKY. Una mujer acorralada es más peligrosa que cocodrilo en piscina, por lo que no la arrincones en la barra, no la encierres con tus brazos, no la forcejees…

El pensamiento “déjame ir, estoy en peligro” genera miedo y puede traer miles de reacciones inesperadas. VEN QUE TE PEGO podría ser la más común.

“YA ME ABURRISTE”

No intentes entender por qué una mujer es capaz de ir a una discoteca y aburrirse sola toda la noche; pero no es capaz de soportar a un hombre que la aburra por más de dos minutos. Es uno de los misterios más extraños del universo. El pensamiento “YA ME ABURRISTE” es el disolvente perfecto de cualquier estrategia de acercamiento que te hayas propuesto. Si esta idea pasea por su mente, tus probabilidades de éxito se multiplican por cero y entras en estado YAFU (YA-FUISTE). Es impresionante ver cómo se activa automáticamente en ellas, un bloqueo mental, emocional, corporal y hasta digestivo (realmente les pueden dar náuseas tus comentarios). Apagan luces, cierran tienda y listo, o atienden más. Se les acaba la batería. Esta idea es como un virus, apenas ingresa al sistema, lo malogra todo… ni te esfuerces, tampoco es que tengas pinta de antivirus.

Fastidio e incomodidad es lo primero que sienten detrás de esta idea; por lo que la INVISIBILIDAD y el popular AHORITA NO (ya que eres más aburrido que chupar clavos) son las reacciones más comunes.

“OTRO BORRACHO MÁS”

PICADO te vuelves valiente, SAMPADO puedes llegar a ser gracioso, pero BORRACHO eliminas todas tus chances de ser efectivo. Pensar que borracho eres más estratégico es más falso que moneda de tres soles. Estar borracho no es sinónimo de omnipotencia… aunque probablemente te vuelvas “intocable”, lamentablemente. No te van a tomar en cuenta, vas a generar pensamientos como “¿dónde estará su novia?”, “soy una más de las veinte de la noche”, “con esa turra prefiero chaparme a un CUY”. Si no eres vikingo, no hables como ellos. Si ya te pasaste de alcohol, empezarás hablando un idioma que sólo los nórdicos te van a entender. Recuerda, palabras sin vocales NO SON palabras; escupir mientras hablas no es una costumbre cultural; y compartir tu trago en la ropa de los demás no es divertido (NO ESTAMOS JUGANDO CAMISETAS MOJADAS). Ninguna flaca le va a decir a sus amigas que prefiere quedarse contigo para cuidarte, a menos que sea PEPERA. Ten cuidado, al día siguiente podrías cambiar la pregunta “¿a quién me levante?” por “¿qué cosa levanté?”.

Si una mujer piensa que estás bien borracho, se sentirá totalmente incómoda con tu presencia. Ya entendieron que el ESTOY LESIONADA no sirve (porque serás capaz de cargarlas), el AHORITA NO tampoco (traerá el insistente “… y por qué no”); por lo que TENGO NOVIO podría ser la reacción más común.

“A ESTE ME LO COMO”

Si tienes la pepa, sólo me queda felicitarte. Si eres el BRAD PITT de nuestro barrio, no hay mucho más que decir… hagas lo que hagas, probablemente tengas éxito (AL INICIO). Usualmente este pensamiento tiene algunos derivados como “con ese cuerpo, no me importa que hable huevadas”, “está borracho este churro, tendré que chupar más rápido”, “¿Mi enamorado? ¿Cuál enamorado?”.

No hay mucho que describir acá, van a sentir satisfacción al verte y probablemente tengas respuestas de ÉXITO. Igual recuerda, los pectorales ganan batallas, pero no la guerra.

“PARECES INTERESANTE”

ESTE es el pensamiento que queremos generar; “ésta es, papa” (fiel al estilo del CHECHO). Si esta idea pasa por la cabeza de una chica, varias puertas se te irán abriendo conforme pase la noche.

Al igual que el anterior, este pensamiento genera satisfacción, interés, motivación; por lo que la respuesta de ÉXITO será la que aparezca con mayor probabilidad.

En el siguiente POST empezaremos por definir cuáles son las intervenciones más efectivas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *