AIRE GASEOSO

Heat Nets Basketball

Un olor peculiar empieza a pasear por la zona, olor a desastre se acerca a tus orificios nasales. Una amenaza a tu estabilidad emocional. La posibilidad latente a la contaminación, ahogamiento y putrefacción corporal. Un peligro inminente que se desintegra rápidamente cuando tomas consciencia que ese pedo es solo tuyo.

Todo cambia, ya no sientes la batalla llena de gases lacrimógenos; ahora, olores maravillosos, de vida y salvación. Disfrutas a escondidas, encubierto para que no se descubra tu desagradable afición, aspiras furtivamente aquel personaje fantasmagórico de esta pequeña reseña. Ya no es un suplicio, ahora una sublime aventura.

¿Acaso es placentera la descomposición personal?

Zambullirse entre las sábanas responde a tu pregunta. Esa pequeña sonrisa pendenciera que se te escapa de la boca, me confirma las sospechas. Muy en el fondo, detrás de esa vergüenza mentirosa, sientes algo de orgullo por ese tremendo remesón. Es arte, es un deporte, manifestación de infinitas emociones. Adrenalina a “forro” en el ascensor, “pendejada” pura en la cola del tren.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *