MI NOVIO TAMBIÉN

Party-occation

No siempre hay “éxito” en una historia exitosa…

Me acerqué a ella al ritmo de la música, como si el sonido de la percusión moviera mis piernas. Caminaba acompañado de mi sonrisa, de aquellas que ayudan a verte seguro e interesante. Justo cuando estaba al frente, cogí suavemente su brazo y le dije:

“Hola, ¿cómo estás? Soy el encargado de que todos la pasen increíble esta noche”, y terminé…

“¿Puedo hacer algo por ti?”

Lamentablemente, no contaba con la misma creatividad de la jovencita y su respuesta no demoró en llegar:

 “¡Qué coincidencia! Mi novio también trabaja en lo mismo”.

Media vuelta y a regresar por donde vine.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *