CREATIVO #1

sorbete

El mar de gente en la discoteca, no sería razón suficiente para malograr esa noche de verano. Ella, apoyada en la barra, no dejaba de jugar con el sorbete entre sus dientes y eso me tenía más estúpido que nunca. Me acerqué, me vio venir, y no se movió.

Le sonreí y le dije, “¿de qué estábamos hablando?”

Ella tomó algunos segundos en responder, tal vez la pregunta la había cogido por sorpresa (era obvio que nos conocíamos por primera vez); y escondiendo una sonrisa para no evidenciar algún interés por mi acercamiento, respondió…

“No estábamos hablando de nada”.

La música dejó de sonar y la gente dejó de bailar. El DJ me miró de reojo, mientras que el bar tender dejaba los tragos en la barra, a medio servir.

Le sonreí, nuevamente, y le dije, “habrá que ponernos al día entonces”…

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *