NO TE QUIERO, MUCHO MÁS

ojos tristes 2

Por todas las veces en las que uno se siente totalmente perdido en el amor.

Para Carola.

 

Aquí estoy, realmente solo.

Ya no existes más. Ya no existes en mis sueños, ya no estás en mi mente.

Ya no existes en mi futuro, ni mi pasado, ni mi presente.

Hoy estoy acá, perdido tras un café amargo, enredado entre mil canciones.

Ya no puedo estar más solo.

Te odio en mi alma. No entiendo por qué, no entiendo nada.

¿Cómo le hablo a mi yo? ¿Cómo me convenzo a mí mismo?

No quiero saber de ti. Ya no sé quién eres.

No recuerdo tu sonrisa ni tus gestos. Ni me acuerdo de tu nombre.

Detesto recordar el olor vainilla de tu piel.

No recuerdo tus bromas estúpidas, ni lo bien que la pasábamos juntos.

No sé quién eres. No sé con quién estarás ahora.

No me interesa saber si aún guardas mis detalles, si aún mantienes mis recuerdos.

No quiero saber si aún piensas en mí, porque te juro que yo no lo he hecho por ti.

No voy a aceptar que no dejo de pensar en ti.

No sé quién fuiste.

No tengo tu voz atravesando mi cabeza. No sabes cuánto te recuerdo.

No eres nadie para mí.

No quiero saber por qué te alejaste de mí.

No recuerdo tu cuerpo, ni cuando estuve dentro de ti.

No recuerdo tu calor.

No admitiré que me hiciste volar al infinito, atrapado entre mis sueños y fantasías.

No confesaré que cuando te di ese beso, perdí a mi corazón… y maldita sea, te lo quedaste tú.

Nada de esto es verdad.

No te odio y definitivamente no te quiero.

Quiero verte, jamás.

No eres especial, no marcaste mi vida. No fuiste alguien.

Fuiste todo.

No escribo cosas pensando en ti. Nunca. Porque no existes para mí.

No lloro aún, maldita sea, no estoy llorando.

No te recuerdo, no te recuerdo mucho.

Me hiciste mucho daño y ya no sé qué sentir.

Te juro que te quiero. No te quiero nada.

No te aguanto.

Por favor, sal de mi vida de una vez. Quiero ser libre otra vez.

Quiero seguir… no me hagas sufrir más.

Déjame ir. No me dejes jamás.

No me olvides y olvídame de una vez.

Sigue tu vida, que yo no seguiré la mía sin ti.

Ya tengo todo claro…

No me olvides y búscame, que no te contestaré. Te lo juro.

Juro que te odio y te extraño cada vez más.

Ya no existes para mí, pero sigues acá.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *