ODA AL INODORO

excusado

Tantas anécdotas juntos, tantas aventuras,

experiencias y emociones, todas por las puras.

Estabas siempre fresco, esos días de verano

me sentaba todo el día, nunca era en vano.

Lamentablemente el tiempo pasa, y tú cambiaste

te pusiste todo frío, y con eso me mataste.

Hoy no quiero ni verte, ya no paso por tu lado

cada vez que me siento, mi poto termina helado.

Estás jodidamente frío, maldito excusado

me aguanto lo que puedo, y me tienes atorado.

Mañana nos veremos, gritaré con toda mi alma, estaré irritable

Los frejoles de esta tarde, harán de esa, una situación inevitable.

J-SPADES

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *