INOPORTUNO M2M (PARTE II)

OTROS CASOS DE APARICIONES. Te queda poco tiempo mi querido M2M (maldito segundo mensaje). Ya no soy el único que te persigue, he descubierto que hay otros que te dan caza y que te detestan; definitivamente no soy la única víctima de tus indeseadas apariciones. Tienes pinta de salvador, de ser la medicina perfecta para esos momentos en donde los nervios y temores se apoderan de este PA-PI-RI-QUI, de este caballero conquistador; pero en realidad sólo alimentas inseguridades y desconcierto, generando caos en mi cabeza y en la de otras personas. Hoy es diferente, hoy te toca perder. Hoy voy a desenmascarar tus maquiavélicas intenciones… mientras que voy contando algunas de tus apariciones.

 CASO #1. ¿TE INVITÉ A SALIR?

ANDREA: ¿Qué planes para la noche? (¡Bueeeeena! A eso le llaman iniciativa femenina. ¡Punto a favor! ¡Así juega Perú CARAJO!! – no, en verdad así no juega Perú).

YO: ¡Hey! Justo es la reunión de un amigo de la chamba y parece que va a estar buenaza. Va a tener una barra llena de chilcanos y Apples Martinis para toda la noche. (¡Así se juega papá! “Generando interés”, le llaman los expertos. ¡Buena técnica! Fácil ya se imaginó yendo a la reunión conmigo. RECUERDA: NO afanarse tan rápido, probablemente sean los martinis).

SILENCIO (Fucking silencio, maldito silencio… voy a escribir de ti en algún momento. ¿Qué propósito tienes? ¿Para qué me quedo callado? Ya lancé la cereza, ¿qué estoy esperando? Realmente crees que va a decir “Ohhh… ¡suena bravazo!, ¡Yo quiero ir! ¡Dime a mí, a miiiii! Haré lo que sea para ir, LO QUE SEA”. SÍ-CLA-RO, mira cómo lo dice unas cuatrocientas veces. Lo peor es que en el foooondo, espero una respuesta parecida. El silencio se mantiene, no hay ningún comentario y un ser ingrato empieza a asomarse. Ahí se le ve la naricita al pendejito este. El M2M empieza a tomar fuerza, ya está listo para salir a la luz y hacer lo que mejor le sale… complicarte la vida).

YO: Te diría para ir pero… no sé si te vayas a sentir cómoda ¡FMD! ¡FMD! (¡FUCK! M2M DETECTED. A ver, voy a decirlo con mucha educación, finura y sutileza; después de ese mensaje… JO-DÍ totalmente. No puedes empezar una propuesta con un “te diría, pero…”. ¿Qué tipo de propuesta es esa? Estoy poniendo el parche desde el principio. Para colmo decir que probablemente no se vaya a sentir cómoda… o seaaaaaaaaaaa… de hecho YA-NO se siente cómoda en estos momentos. Por lo que termina por responder…)

ANDREA: Ah ya… gracias (…por preocuparte por mi comodidad, que considerado eres, que lindo y pechocho. Me muero por ti pero… por favor, no me vuelvas a escribir en tu vida).

CASO #2. ¿ESTÁS LINDA O NO?

En esta situación se puede constatar que el M2M no sólo se da de manera virtual, también puede aparecer en conversaciones en vivo y en directo. En este caso, estaba recogiendo a Fiorella de su casa para salir juntos por tercera vez. Apenas la vi, le dije…

YO: ¡Wow! Hoy, estás linda. (¿HOY? ¿WTF? ¿Qué fue? ¿Cómo que hoy? Hay que entender que para el lenguaje de las mujeres existe una GRAN diferencia entre “estás linda hoy” y “hoy, estás linda”. Si no la ves aún… no estás listo para hacer un piropo de ese tipo. ¿Hoy está linda? ¿Qué crees que se va a preguntar? ¿Qué pasó con ayer? ¿Y los otros días? Bueno, ya fue. Quizás no se dio cuenta, quizás estaba distraída; o tal vez esto vaya a ser una razón más para empezar la noche de manera anecdótica. Sea como sea… por favor, no debo tratar de arreglarla, no debo decirle que…)

YO: O sea, no es que los otros días no hayas estado linda… (¡FUCK! M2M DETECTED. Ya salió, ya se asomó el pícaro destructor. Ahora sí empieza la montaña rusa, ahora sí se viene el descontrol. ¡Alerta de estupidez generándose mentalmente! M3M listo para ser expectorado. Ahí se viene, ya no hay salida, dale con fuerza, ponte cinturón no más, agárrate papi y chapa flotador, para lo que se viene…)

YO: Sólo que hoy, sí estás linda (M3M)

YO: Los otros días también… (M4M, ¡M4M!)

YO: Aunque NADA que ver como hoy… (M4M RELOADED)

YO: Aunque lo linda no es lo más importante… (M5M) (¡Apágate por favor!).

YO: …

UNA NUEVA CARA. ¿Para qué sirve el M2M? ¿Por qué lo seguimos buscando si sabemos que tiene esos terribles resultados? ¿Qué necesidad tenemos? De hecho hay respuestas. Todo gira alrededor de una sensación, una emoción que asume protagonismo en estos momentos. Hoy te hablo diferente, hoy guardo los chistes porque realmente mi intención es ayudarte (y también ayudarme). Ya toca poder manejar mejor este tipo de situaciones. Primero, es importante entender que detrás de este mensaje hay una emoción escondida, que está ahí, recontra caleta. Tener miedo no está mal, sentir ansiedad tampoco, el problema está sentirla cuando no corresponde. Justo antes que el M2M aparezca, esta emoción está presente. Y antes de ella, hay mil ideas dando vueltas por tu cabeza… ideas, paltas, proyecciones se vienen reproduciendo descomunalmente (ya las vimos en las historias). “Se vienen malas noticias”, nos dicen en secreto. Por eso lo conocen como el “parche”, porque la misión del M2M es poder prevenir cualquier peligro que hemos imaginado. Acá está la clave de todo esto, el objetivo del M2M es DES-cagar lo que hemos hecho, sin pensar que vamos a terminar por RE-cagar más la situación. ¿Cómo así?

 1. Cualquier “arregladita” que intentes hacer va a dejar evidencia que metiste la pata y ahí terminas de matar cualquier opción de haber pasado desapercibido.

2. En el estado de angustia en el que estás, no vas a poder “arreglar” nada. Tus habilidades mentales se encuentran bloqueadas. En otras palabras, podemos decir que te encuentras en un estado BT (si lo dices en inglés suena más sofisticado)… estás en un estado de BRUTEDAD TOTAL. Créeme, es el peor momento para poner un parche.

3. Y lo más importante… ¡NO SIEMPRE hay peligro! Pensar que no puedes equivocarte en un mensaje, en un piropo, en lo que dices; es una idea totalmente utópica y equivocada. O SEAAAA… somos humanos (aunque a veces tengo dudas de mis orígenes). No intentes ser perfecto, no partas de la idea que NO DEBES equivocarte. La apariencia de ser perfecto NO da confianza. Las personas preferimos lidiar con problemas que podemos ver.

 La próxima vez que pienses que la has cagado, te recomiendo que te cagues de risa. No trates de poner el parche, no llames al maldito segundo mensaje (M2M). Si lo usas, te aseguro que puede calmarte unos segundos, pero luego te hará sentir peor y buscarás un nuevo M2M para poder “arreglarla”. Voy a cerrar este tema con un último ejemplo, una experiencia de un amigo… de Jota de Corazones. Pero esta vez, su historia la cuento YO.

ÚLTIMO CASO. Esta experiencia le pasó a Jota de Corazones, durante los primeros meses de universidad. Conoció a una chica lindísima. Tengo que aceptarlo… la chica era preciosa. Quizás no tenía un cuerpo envidiable, ni tampoco era la más asediada por los cachimbos, pero era increíble. Reía por cualquier cosa, esas buenas vibras que tenía, eran su mejor carta de presentación. Ojos oscuros, redondos e inmensos que no pasaban desapercibidos. Mi alter ego vivía totalmente obsesionado por ella; él juraba que se había enamorado desde la primera vez que la vio. Lamentablemente Gaela (así se llamaba) vivía ilusionada de otro chico, un hombre que tenía la fama de ser un reverendo tarado (como suele pasar en este tipo de historias). Esto encolerizaba a Corazones, quien no tenía mejor respuesta que mirar con desprecio a semejante usurpador de fantasías. Fue pasando el tiempo y el sentimiento hacia ella fue creciendo, hasta que llegó a un punto en que tuvo que dejar su escondite y salir a la luz. Una noche, en una reunión, Gaela se encontraba sola, sentada en un sillón. Corazones se armó de valor, se acercó a ella y le confesó lo que sentía. Lamentablemente, el M2M apareció.

Corazones: Hola Gaela, ¿qué haces sentada sola?

Gaela: No sé, no sé qué tengo.

Corazones: Esteee… yo ando igual. Hay algo que quiero contarte desde hace mucho tiempo… (SILENCIO). Sé por qué estás triste, sé que andas pensando en otro chico. Sé que no es el mejor momento para decirte lo mucho que me gustas, y que si te preguntara para salir quizás me dirías que no. Pero igual quiero contarte lo que siento. Desde hace ya un tiempo, te has vuelto una persona muy especial en mi vida. Cada vez que despierto, eres el mejor pensamiento que puedo tener en la mañana. Haces que mi día empiece a colores y que me sienta lo suficientemente fuerte de agarrar la vida con las dos manos. Hace un buen tiempo que eres MI inspiración para escribir, para soñar y pensar que hasta lo imposible es posible. Todos los días pienso en cómo sorprenderte de una manera diferente, y hacerte sonreír se ha vuelto mi razón de vivir. Cada vez que te veo, a través de tus ojos, me quedo como un idiota sin saber qué decir; como si los pensamientos se escaparan de mi mente para estar junto a ti. Tu tristeza puede partir mi alma y tu sonrisa la une nuevamente. Me encantas desde el primer día que te vi, y hoy muero más que nunca por ti.

Sentimientos hechos palabras, que podrían partir cualquier muro de concreto o derretir cualquier defensa de hielo. Sin embargo, el maldito segundo mensaje (M2M), supo posicionarse en el peor momento. Arruinó todo esfuerzo de Corazones. Supongo que después de hablar tanto de él, queda claro dónde está el M2M…

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *