ILUSIÓN

Sé que tienes una ilusión. No te conozco, no sé quién eres, no sé cuáles son tus miedos o dónde se pierden tus lágrimas. No sé hasta dónde suena tu risa. ¿A dónde vas? ¿De dónde vienes? ¿A quién perdiste o a quién conociste? ¿Por qué peleas hoy? ¿Por qué no hablaste ayer? No sé qué te emociona, qué te excita o despierta tus deseos más privados. No sé qué te hace suspirar, ni con quién estás o si te sientes solo. Pero sé que hoy, algo te ilusiona.

Quieres lograr algo; desde disfrutar de tu postre favorito en la cama o el querer conquistar todos tus temores. Tú y yo nos parecemos, tenemos algo en común. Antes de dormir, justo en esos momentos en los que nadie puede verte, es cuando puedes escucharte mejor; es ahí que te cuentas algo, te hablas acerca de una ilusión, un sueño que quieres alcanzar. Una ilusión que está esperando convertirse en una meta, en tu objetivo. Sólo así podrás intentar alcanzarla. Así estés acompañado de mil personas o de nadie, sólo necesitas de ti.

Yo quiero cambiar el mundo, esa es mi ilusión. Una idea que no se despega de mi cabeza desde que era niño. Una idea que puede sonar utópica, idealista, infantil o hasta estúpida. Más aún si no encuentro el lugar ni el momento para lograrlo. He caminado por bastantes vidas e historias. Vivo constantemente escapando de un miedo que no me deja tranquilo. Tengo una angustia que me persigue, tengo temor a morir algún día y pensar que no pude hacer todo lo que hubiera querido. Quiero devolverle al mundo lo que me ofreció. Tú y yo somos iguales, tú también sueñas por algo.

Aún estoy lejos de lograr lo que busco y para eso necesito tu ayuda. Si tienes un poco de esta chispa, te pido que te levantes y que salgas al mundo. Ten la confianza de confiar. Sal de la rutina, sonríele a un extraño y ayuda a un amigo. Has la diferencia, busca tus sueños y que nadie sea capaz de cortarte las alas. ¡Vuela carajo! Sal y ten el coraje de abrir los ojos. Hay un montón de cosas en este mundo que necesitan ser descubiertas. Atrévete, enamórate de ella, de la vida.

Soy un simple chiquillo que quisiera decir que ha vivido mucho pero en realidad me falta tanto. Lloro por lo que me da la gana, me río solo y cuando quiero. Hoy me desnudo ante ti. Toco el cielo y me asusto, me da miedo todo y por eso me atrevo. Sonrío porque te escribo y no te conozco. Hoy me enamoro de ti también, porque creo en ti. No me conoces pero sabes quién soy. Estaré a tu lado si me lo permites, sólo de esa manera cambiarás mi mundo y yo el tuyo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *